12 de abril de 2006

Fractal


Nunca pude hacerla real. Nunca fue. Pero la culpa no fue suya. Fue y es mía. Mea culpa, admito que he pecado, la cagué, etc. desde que tuvimos que empezar; porque el enfoque que le di a la situación estuvo mal desde el principio. T
raté de hacerla real a fuerza de soñarla todas las noches, de escribir su nombre todas las tardes, de pensar en ella en medio de refriegas, batallas o simples encontronazos (con 3 o 4 tiros, máximo) contra batallones enteros de mis demonios.

Así no se puede, sobre todo porque cuando me la encontraba casualmente, después de caminar kilómetros (casualmente nada más para encontrarla) era ya otro ve tu a saber qué era, porque yo ya me perdí y estoy cansado de caminar tanto, tanto, tanto, y otro largo etc.

Alguien me advirtió una vez pero lo olvidé con beligerante negligencia, castigable y punible con todos, absolutamente todos, los merecimientos. Innegables.

hay multifractales

3 comentarios:

sleeping beauty dijo...

casualmente para encontrarla :)
ahhh .. eso es lo que necesito yo..

saludos

sleeping beauty dijo...

see, me gusto la idea de los dulces ...tnks;D

chokö dijo...

a menudo admitir que la caca tirada es de uno no es suficiente. Por qué será?