11 de abril de 2006

nunca han sido horas

Me pongo triste entre las sábanas y estoy a gusto ahí, horas y horas. Lo malo es que se tragan todas mis lágrimas y luego nadie me cree que he llorado.

Me quedo triste entre las horas y me quedo a gusto ahí, arropado por sábanas y sábanas; se tragan toda la noche y luego nadie me cree que no he dormido, porque alguien se comió mis ojeras y no me di cuenta, por estar soñando conmigo junto a tí.

Me quedó un recuerdo para enseñarte cuando regreses y es una flor que todavía no se marchita, aunque ni ella ni yo hemos probado agua, en tanto tiempo.

3 comentarios:

thalYa dijo...

No llores, no tengas miedo...
me quedé tan sola :(
siento gran soledad, de verdad a cada rato estoy checando el cel aunque se que no tengo nada, pero aaaaahrg bueno, te veo pronto
Quiero darte un abrazo y compensar que a veces no soy lo que tu necesitas, pero no se como, aún
diviertete
Te amo :)

Sweet Adiccion dijo...

Esos momentos parecen ser eternos pero con el amanecer te das cuenta de que no son mas de las horas que acostumbras dormir con lo ojos cerrados, alucinando con una corporeidad sin saber que es de ella, sin saber si pensara en ti, anhelando sentirla con todas las ganas… ni hablar de los recuerdos, pronto estarán en algún lugar sin nombre, y no regresara a través del tiempo.

noema dijo...

se tragan todas mis lágrimas y luego nadie me cree que he llorado...
amen