14 de julio de 2006

Súper Villanos 6: Morelia

Eso de decir que esta ciudad me va a matar es como culpar a la historia de inventar a seis niños héroes nada más para matarlos con metralla, bayonetas y a uno envuelto en una bandera. La culpa la tiene nuestra necesidad insaciable de héroes patéticos menores de 19 años y mi adicción por el drama. Después, en 1914 cuando los gringos nos volvieron a invadir en Veracruz, pasó lo mismo y aquel puerto ya es tres veces heroico, pero con la diferencia de que los huesos rotos, la piel penetrada por las balas y la sangre que cayó en la arena fueron tangibles y palpables e incluso hoy se pueden respirar en la humedad de San Juan de Ulua, que antes era una isla. O en la azotea de aquel edificio desde donde un cadete le disparó con una metralleta fija a un batallón de gringos en la banqueta contraria. Ellos eran 8 y le dio a uno, los 7 que quedaron ilesos respondieron al fuego con una puntería de miedo: les disparó uno solo pero mataron a dos. Aunque en las cifras, por lo menos ese día, las cosas estuvieron más o menos parejas, y si alguien disciplinó al imbécil que dejó la ametralladora sola podemos hablar de un empate técnico.
Nuestras victorias son patéticas, pero nunca se quedan sin bronce. Aquellos niños hoy tienen una estatua que respeta su valentía.

Morelia me hace pensar en esas batallas, no sé porque si en las cercanías de esta capital nunca se dieron peleas con cañonazos capaces de dañar a la hermosa catedral. Morelia es extraña y está llena de una historia que no siempre es suya.
La diáspora chilanga del 85 la hizo crecer a un ritmo inverosímil que nadie se atrevió a creer hasta que vieron el estadio Morelos a media hora de distancia y como que no se les hizo que estuviera tan lejos. El carácter de la gente de la ciudad es una rara combinación entre el valemadrismo y la soberbia defeñas, y la típica hipocresía provinciana. En ese sentido Morelia es un D.F. de provincia y para muestra el botón de la michoacana: Además de la UNAM es casi la única universidad pública de todo el país donde se organizan marchas y revueltas por fósiles de pelo largo y olorcito raro. El toque de autenticidad se lo dan los casos de originalidad absurda: como la marcha conmemorativa que hacen del halconazo del 10 de Junio de 1971; cosa hasta donde conozco, impensable en la Ciudad de México y eso que la masacre ocurrió precisamente ahí. Otra cosa muy de la Michoacana son las huelgas; ahí se dan cada principio de semestre, mes y a veces semana mientras que en la UNAM son cada 15 años.
Todo esto es prueba, creo, de dos cosas: que cantidad jamás será igual a calidad, y del sin quehacer reinante en las casas de estudiante y las aulas de la universidad Nicolaita, que alguna vez estuvo a cargo de Don Miguel Hidalgo.
Sobre esto último quería hablar, porque pasa algo curioso. No sé si Don Miguel fue el primero pero sí sé que forma parte de la larga tradición de altos directivos de la UMSNH que se portan de manera indigna en sus cargos, tradición que se mantiene viva hasta el día de hoy. Nunca he visto en las placas que le rinden homenaje al héroe de la independencia mencionar que sí, fue algo muy cercano a rector de la Universidad, pero que fue removido de su puesto por algunas acusaciones de malversación de fondos que jamás quedaron ni medianamente aclaradas. Vale la pena comentar que, sospechosamente, años después del penoso incidente aquel gris funcionario de mediana extracción social era un importante productor de seda de pésima calidad en el estado de Guanajuato, y que tenía a su servicio varios esclavos… ay, perdón, voluntarios indígenas, los mismos que luego serían carne de cañón al servicio de las ambiciones criollas o, como nos gusta decirles, “soldados del ejército insurgente”. Si así era el padre de la patria no sé que esperamos de nuestros gobernantes pero bueno, eso ya es material para otro post.

Pero sólo estoy hablando de eso porque se me hace mucho más fácil hablar de lo negativo, la verdad es que me gusta muchísimo está ciudad con todo y que esté agrandada por ser una capital en chiquito, las pruebas: hay un tráfico asfixiante, el transporte público es una mam*da y siempre están protestando contra ve tu a saber que es hoy, los conductores de los taxis y las combis son todos unos psicópatas y el centro de la ciudad es patrimonio cultural de la humanidad. Ya llevo aquí nueve meses y, el hecho de que aún no tenga formulado ningún plan para largarme a otro lado sólo es prueba de que debí venirme a vivir aquí desde los 17 años, como siempre quise y de que este debe ser, a pesar de todo, un buen lugar para vivir. ¿Qué otra ciudad combina tan perfecto el caos de una metrópoli de verdad con la tranquilidad de una típica ciudad donde todos van a misa los domingos?

7 comentarios:

chokö dijo...

Y en Morelia muchos piensan que todos los zamoranos sabemos hacer chongos, como si tuvieramos en nuestras casas una fabriquita casi artesanal para hacer chongos; también no sabían de la existencia de Jacona, me preguntaron "¡eso qué es?, ¿ahí qué hacen?"; Muchos aun no me creen que las papas cocidas con harto chile son la onda embolsada. Como si ellos también supieran todos hacer ates.

ivan_draven85 dijo...

pinches güeyes

Ave rapaz dijo...

Yo también creía que todos sabían hacer los chongos jaja; pero fíjate que ahora que lo mencionas, tu ciudad no me parece tan diferente a la mía, San Luis es una de esas ciudades centro-norteña en las que la doble moral juega un papel importantísimo para poder comprender a la gente que ahí habita, y la religión es uno de esos casos para estudiarse, pues todos van a misa y de las mujeres ni se diga, ¿Pero que tal en las fiestas por las noches en fin de semana? uhh, son las mas locas, ni hablar.

Otro caso es el de la necesidad por tener personajes históricos que nos representen ante los demás, y tienes razón, esas personas con cualidades no mejores a las de nosotros quedaron en la historia para darnos algo, aunque sea un poquito de orgullo, si así se le puede llamar.

Link respondido.

SuneVal dijo...

XALAPA

Tal vez ese sea otro lugar en donde se combina un caos eclesiastico...

Llevame a Morelia, de seguro me gustara tanto como me gusta xalapa...

sleeping beauty dijo...

Morelia es ladrona?
Morelia roba historias!
O las pide prestadas?

Gracias por la clase de historia
(en buen plan !)
:)

P11 dijo...

por eso le pese a quien le pese
como el defe solo hay uno, siempre copiado pero jamas igualado, por uq el doble moral, por que el caos urbano se emepzo aqui, se fusionaron 2 culturas infuncionales como lo eran los Tenochcas y los españoles, para dar origen a algo jamas antes visto y que como sintesis nos dio a nosotros. pero para entender más de nuestros problemas socioculturales basta el psicoanalisis de Madrid.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.