23 de octubre de 2006

Alone, Jealous and Stoned

“ - Usted no entiende – sentenció el
psicoanalista -; el punto es ubicarlo a usted ante la realidad para que acepte y
supere el dolor. - No deseo superar el dolor. Ya he perdido a
la mujer que quería: ¿Pretende usted dejarme también sin el sufrimiento? dígame
cuanto le debo.”

El Psicoanálisis en Flores


Es imposible odiarla, porque la querías; entonces te enojas pero no la odias, y no se puede, de verdad no se puede, nadie debería intentarlo. Porque ese intentarlo y no odiarla y en realidad la quieres, jaja, imbécil, se repite todos los días y después no todos los días, pero tal vez los días que piensas en ella cuando ves una paloma.

Estaba solo, celoso... pero, ehm... no me drogué u_u, así se llama la canción, no podía omitir esa última parte porque entonces no sonaba tan bien. Como sea, drogarse no es lo mío.

Entonces, todo lo que dolió, así sin drogas, de verdad dolió. No me anestesié, no hubo nada para adormecer el dolor y ¿sabes como se sintió eso? Muchos sí deben saberlo. Uno pensaría que es especial y mejor persona y que su alma se purifica o una cosa así cuando sufres por amor, que eres Florentino Ariza esperando 50 años pero no es cierto. La verdad es que no se obtiene nada de eso, sólo una catarsis, al final (ahora, ahora mismo, después de todo el proceso).

Tenía que quedarme solo y asimilar que tenía que olvidar, y darme cuenta de eso fue lo más difícil, y lo peor, lo que más molesta es que estar ahí no es tan difícil, no duele, no importa y se siente raro. Estar bien.

Lo mejor de todo es que ya no tengo que defenderme de miraditas condescendientes de “pobre pendejo”, aunque me las siguen dando junto con los rumores. Los que me conocen de verdad no me miran así, sé que tú no me mirarías así y, mucho más importante, YO ya no me miro así. Es un buen final, más de lo que puedo pedir y de lo que en verdad me merezco (porque no fui un santo, la verdad es que muchas cosas de las que me pasaron me las merecía y esta es una buena oportunidad que tengo y que no voy a dejar pasar para hablar de los rebotes kármicos: uno no puede escapar de eso ¿saben?, tengan cuidado con las cosas que hacen porque eventualmente se les van a regresar). Hay que agradecer esas cosas, hay que agradecer las cosas buenas, que fueron muchas, si no, no me hubiera importado, si no, no me hubiera dolido nada y esto nunca hubiera sido tan difícil como fue. No habría esperado tanto tiempo.

La próxima vez sabré como esperar y donde. A alguien diferente, ya no te puedo lastimar, ni lo contrario, ya no me toca, ya no me va esa carga y me alivia, no sabes cuanto. Espero que el camino que hayas elegido sea el que te gusta y el que, todo lo que eres (eres preciosa, pero no eres sólo eso y por favor, júntate con gente que sepa apreciarlo todo), merecen. El que tú te mereces.



Forever and ever babe ;)

3 comentarios:

AnaVitch dijo...

Asi que se trataba de esto...

o se trata?

Bien...

Ave rapaz dijo...

Mira con que nos venimos a topar, entonces unas terapias de psicoanálisis no sirvieron para nada.

realmente es imposible odiar a esa persona, nunca en la vida se podrá hacerlo, así pasen ocho años (pura proyección?) no se puede.

Chale, sniff, ya me acordé, mejor me salgo de aquí y me pongo a epnsar en otras cosas.

Saludos, desde las alturas.

chokö dijo...

joven, ustèd es demasiado adorable a veces.