11 de junio de 2006

¡A huevo! ¡Ganamos!

Ayer Trinidad y Tobago empato a 0 con Suecia, regalándonos la primera sorpresa del mundial. Me da gusto y también espero que sea la última. Gracias a Corea-Japón sabemos que las sorpresas de equipos chicos que le plantan cara a los históricos son liadísimas, pero a la hora de octavos de final nada es más mortal para el espectáculo. De cualquier forma me da gusto por Trinidad y Tobago, que no los vi, pero dadas las circunstancias es imposible que no hayan jugado cómo héroes. Tomando en cuenta como derrotó Inglaterra a Paraguay, es razonable esperar que no se presente una goleada en su siguiente partido. No tanto porque Trinidad y Tobago no tenga todas las carencias de habilidad y talento en su equipo para merecerla, claro que las tiene, sino porque en esta primera ronda los que tienen que están ganando con lo mínimo. Se conforman con obtener los tres puntos y no revelar sus armas ni cansarse demasiado contra rivales de medio pelo. Si Wanchope no hubiera tenido algo que probar, el partido inaugural entre alemanes y ticos bien pudo haber terminado 1 – 0.
Argentina es otro ejemplo claro de las ventajas tácticas que otorga el nombre. Tuvo una victoria fácil contra Costa de Marfil, un rival que lo tenía todo menos la mentalidad para ganarle a un bicampeón.
Hoy México también era favorito, pero su caso de es otro. No puede darse el lujo de meter un gol y esperar que sólo por llamarse Inglaterra o Alemania el rival acepte sumisamente su destino. Suecia intentó ganar así y vean lo que le pasó. El Tri no tiene eso pero sí la presión extra de que el mandato europeo sea verlo erigirse como sorpresa del torneo, y más ahora que Costa de Marfil reveló no tener los tamaños de Camerún.
Por eso la victoria de hoy fue sufrida. Metió un gol e Irán, de rojo y sin un equipo enfrente que con su sólo nombre le recordara lo malo que es, empató casi de inmediato para después buscar que el partido terminara 1 - 1. Entonces Rafa Márquez tuvo que multiplicarse y jugar 4 posiciones diferentes en 10 minutos dada la inoperancia de sus sorprendidos compañeros, incluyendo las de extremo izquierdo y medio creativo con bastante fortuna. Cuando llegaron los goles de la victoria (el de Omar Bravo nada exento de suerte) el capitán pudo descansar y festejar: México no es el Barcelona, pero también es capaz de ganar los partidos con autoridad.
La victoria fue sufrida y merecida, solo esperemos que las múltiples carencias que hoy mostró México hayan sido producto del nerviosismo que trae el primer partido y que no se presenten después, contra equipos mejores que no dejarán pasar la oportunidad de aprovecharlas. Por lo pronto, es razonable esperanzarse y transcribir el eufórico grito de Rafa cuando estaba festejando con los miles de mexicanos que estaban en el estadio: ¡A huevo! ¡Ganamos!


8 comentarios:

SuneVal dijo...

A huevo, ganaron...

Y mi castigo por no ver futbol fue el de picr cebolla y cilantro para un revoltijo que mi papá hace con chicharron :S


Ahi te va... =)

chokö dijo...

creoq ue entrarè a tu blog estos dìas sòlo para màs o menos darme cuenta de còmo va la wea esta del mundial y pa ver quièn gana

P11 dijo...

hoy se msotro que se esta emepzando a ganar solo por la playera, por que se hizo sentir la verde, ahora falta hacer que eso sea una costumbre y no un churro

Lagarto dijo...

No hay rival más dificil que aquél al que se le subestima. Pregúntale a Portugal: ganaron, es cierto, pero qué dificil es Angola.
Ahora bien, si México gana aeste africano equipo, podremos decir que Portugal será un paseo.
Saludos.


----


¡Ah por cierto!, la edad promedio del mexicano, según recuerdo, es de 60 años, ¿verdad? Ok, la pregunta es ¿cuántos mundiales puede mirar un mexicano, sin contar sus primeros cuatro años de vida los cuales pasa aprendiendo a hablar?
Son 14 señor, de los cuales, la mayoría, nunca verán un partido en el estadio, a menos que sea el mundial en México, y eso si el Nemesio Diez, Alfonso Lastras y el Azul se renuevan. Alemania, por lo que escuché, tiene estadios bien chingones para equipos de segunda división. Ya quisieran aquí uno de esos.

MORADAQUIMICA dijo...

EMpezo el sueño, ahora solo esperamos la caida, dejemos al alcohol de lubricante en cualkier circunstancia... jojojo..


stuvo genial.. lo sieto por la trompeta y la sufrida del oui por cada gol markado.. jajaja.. en fin...

como siempre. ahora mas por tus cronicas mundialistas, noc me okurre nada intelignt pa`postear...so.. ya, bye. jo.

Ave rapaz dijo...

La neta si es cierto, Rafa Márquez se vio como todo un chingón el cabrón, luego luego se ve que ya está bien calado y se echo al equipo a los hombros, y esos pases de cuarenta o más metros, impresionante. Y por supuesto Omar Bravo, no me falló, tenía que ser de las chivas, porque aparte de de irle al san luis, soy chiva de corazón, jeje.

sleeping beauty dijo...

el futbol invade tu vida, tambien?
tiemblo de frío.

noema dijo...

jajaja ponte en tu nick el baloncito nefasto q ponen