9 de junio de 2006

EL PRIMER DÍA

Los partidos en los que el genial Baggio se atrevía a fallar un penal como si no fuera muerte súbita, y a que su cara a punto del llanto pasara a la historia más que el festejo del insólito Taffarel, ya no volverán. ¿Quién va a volver a estas horas? Los héroes nuevos encuentran menos placer en la gloria de la cancha que en una supermodelo y más dolor en una multa por llegar tarde al entrenamiento; durante 4 años no son héroes ni les interesa serlo. Cissé sólo se da cuenta de lo ridículo que se ve con el pelo y la barba rubios cuando se fractura tibia y peroné y ni siquiera así es convocado Giuly. Rooney regresa al miserable barrio de donde salió sólo si se le rompe un ligamento en la rodilla. Recordar que se es humano y no un dios, porque los hombres a lo más que aspiran es a una muerte heroica, puede ser sano de vez en cuando. Claro que Ronaldo siempre será Ronaldo; capaz de desvelarse jugando Nintendo antes de la final de Francia 98 sin sentir ningún remordimiento durante los siguientes 4 años pero hey… él es la excepción; está pasado de peso pero lo compensa siendo el mejor brasileño pasado de peso de la historia, que no es poca cosa.
El mundial es tan especial porque sólo ahí se pueden ver las gestas heroicas de las que tanto nos hablan los recuerdos de los mismos afortunados que vivieron a Los Beatles.
Todo volvió a empezar hoy, Alemania derrotó de manera predecible y sin muchas complicaciones a una selección Tica tan asustada que provocaba ternura, que le dejó a Wanchope todas las responsabilidades del partido. Tenía que reparitr goles, juego y leña él solo. Ecuador derrotó a Polonia 2 a 0. No sé como lo hicieron, no tengo Sky.
Inició pues un mes donde el mundo se transforma por un balón de cuero. Que los políticos se peleen por lo que queda de México como perros por un pedazo de carne mientras miramos a otro lado. Es el mejor momento. Durante los próximos 30 días lo único que nos espera a los interesados es la ilusión y un feliz regreso temporal a la infancia. Claro, no podemos olvidar a los hombres duros llorando como si fueran las protagonistas de una telenovela soporífera, después de perder en tiempo extra.

Si Ronaldinho sigue desesperado por que Ronaldo se quede con la responsabilidad de ser el mejor del mundial, ojalá se desengañe pronto. Ni siquiera él puede escapar al destino. Ojalá México lo logre, o por lo menos que dilate lo más posible la llegada de la acostumbrada noche de pesadumbre en los programas del mundial. Son pocas las cosas más tristes que el Paseo de la Reforma y el Ángel vacíos un día que acaba de jugar México.

3 comentarios:

noema dijo...

todo iba bien asta q dijiste esto............. afortunados que vivieron a Los Beatles.

yo tambien lo vi y debo aceptar q es emocionante ver a la gente jugar por una pelota :S asta en cierto momento me enamore del portero de alemania :) si recuerdo su nombre mas no como se escribe en fin... sere posteadora oficial de tu cosa esta

me largo tengo cosas q hacer en msn

MORADAQUIMICA dijo...

no c de k hablo...

EL MUNDIAL ES COMO EL BIGBROTHER, PERO SOLO K NUNK CHELEARÉ TANTO COMO EN ESTE MUNDIAL DE LO K LO HARÍA CON EL BIG BROTHER,,,

A K EL PRIMER DIA.. SS CHIDO NO ??
SI SABES DE FUTBOL NO ?....

SALE WE.. LO VEO EN... 5 SEGUNDOS.. SALE BYE..

P11 dijo...

no creo uqe haya pàsión tan fuerte como la de vivir un partido, la emoción de sufrir con o sin el balon de alentar al compañero, el futbol es igual que el amor.