5 de abril de 2011

De porque los románticos y los soñadores perderán

en el futuro, las cartas de amor sólo se podrán escribir con lapiz y en un papel frágil, no podrán estar muy adornadas, ni perfumadas, ni llenas de corazones; para que se puedan borrar fácil y no llamen mucho la atención cuando los estudiantes las saquen de su mochila, arriesgándolo todo por el amor, para intercambiarlas furtivamente mientras los maestros y los vigilantes de las escuelas y los parques están distraídos.

aunque sería mucho más seguro, la verdad, usar tinta invisible, de la que sólo se puede ver con luz ultravioleta para escribirse esas cursilerías sinceras, desesperadas o simples mentiras, como los espías de la CIA o la KGB durante la guerra fría, que los guardianes oscuros, en sus caballos o en sus autos negros, serán fríos y despiadados siempre que encuentren ese tipo de contrabando. Todos los besos estarán prohibidos y los soñadores que no puedan ocultar lo que son van a desaparecer o tendrán que esconderse en las alcantarillas a organizar la resistencia si quieren sobrevivir mientras hacen, no sé, el amor, escuchan música romántica (en el underground, hasta que se vean la cara sucia compartiendo el drenaje, bajo la opresión de un regimen cuasi-nazi que ha prohibido el amor, los sentimientos y todos los libros que no hablen de ingenieria, matemáticas o estadística, los fans de José José, Intocable y Juan Gabriel, por fin serán como hermanos de los indies y los hipsters y escucharán con gusto compartido sus discos, turnando los de Arcade Fire, Sin Bandera, Norah Jones, Belle & Sebastian, Luis Miguel, Joan Sebastian y por supuesto el blues...) y se preparan la cena.

a decir verdad no sé cuantas oportunidades tendrá de triunfar esta resistencia, por más que merezca todas nuestras simpatías. Todos sabemos que los románticos son unos holgazanes y un desmadre, y ya ni hablemos de los soñadores con los problemas que tienen para poner atención a lo que tienen enfrente, y lo primero que se necesita cuando organizas algún grupo rebelde o guerrillero es organización, disciplina y estrategia. Por esa razón, pragmática y con los pies en la tierra y simplemente por eso, no por alguna otra metafísica del tipo "el mal siempre triunfa", es que creo que los románticos y los soñadores no tendrán muchas esperanzas (de ganar) en un mundo tan, pero tan cruel.

3 comentarios:

Karla Juárez dijo...

aaaah por eso quieres esconderte ante una posible invasión o guerra y esperar que venga un John Connor ( el no debe ser romántico ni soñador) a salvarnos, ya que el mundo es muy cruel para los soñadores, ash pues sí no hay de otra.



No pierdas el romanticismo Ivanhoe.

Gisel Alvarado. dijo...

Son tiempos dificiles para los soñadores : ( .

Ricardo dijo...

malditos hippies.